MISIÓN DE NAHJ

La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ por sus siglas en inglés) se dedica a fomentar el reconocimiento y desarrollo profesional de los hispanos en los medios de difusión. Desde su fundación en abril de 1984, NAHJ ha provisto una voz nacional y una visión unida para todos los periodistas de origen hispano.

NAHJ se rige por una junta directiva de 18 miembros que incluye oficiales ejecutivos y directores regionales que representan áreas geográficas de los Estados Unidos y el Caribe. La sede nacional de la organización se encuentra en Washington, D.C.

NAHJ cuenta con aproximadamente 2,000 miembros, incluyendo periodistas en desempeño, estudiantes de periodismo y otros profesionales de campos relacionados además de educadores de periodismo.

OBJETIVOS DE NAHJ

  1. Organizar y ofrecer apoyo a periodistas hispanos.
  2. Alentar y respaldar el estudio y la práctica del periodismo y las comunicaciones por parte de los hispanos.
  3. Promover un trato justo y ecuánime de los hispanos en los medios de información.
  4. Potenciar las oportunidades de empleo y el desarrollo laboral de los hispanos en los medios de difusión.
  5. Fomentar un mayor entendimiento de la idiosincrasia, intereses e inquietudes de los periodistas hispanos.

HISTORIA DE NAHJ

Los inicios de la Asociaciٕón Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ) datan de una convención realizada en San Diego en 1982. El evento fue organizado por la Asociación Chicana de Medios de Difusión de California (CCNMA) y un puñado de periodistas del resto del país, atrayendo un total de 300 participantes. Varios periodistas hispanos de otros puntos del país habían ya iniciado una red profesional de manera informal, congregándose en seminarios patrocinados por otros grupos de la industria como la Sociedad Americana de Editores de Periódicos (ASNE). La necesidad de instituir formalmente una entidad nacional para agrupar a todos los periodistas latinos había ya madurado para la convención de San Diego.

En ese entonces, la organización más grande de su tipo era CCNMA, con sede en Los Angeles. Después de la conferencia de San Diego, CCNMA decidió adoptar un papel de liderazgo en la formación del grupo nacional. La asociación de California le proveyó al director ejecutivo el apoyo y los recursos necesarios para la incipiente NAHJ. Después de obtener $50,000 en capital inicial del Freedom Forum (entonces la Fundación Gannett), se formó un comité organizador compuesto de 15 hombres y mujeres que representaban las comunidades méxico-americana, cubana y puertorriqueña, los tres subgrupos hispanos de mayor representación en los Estados Unidos.

Demostrando extraordinaria energía y determinación, el comité organizador sostuvo reuniones en Miami, Denver, Chicago y Nueva York con el fin de promover el concepto de un grupo nacional y afinar los detalles de la organización. Después de dos años de trabajo arduo, en febrero de 1984, se firmaron los estatutos de la constitución de NAHJ.

En un principio, NAHJ operó desde Los Angeles, pero tres razones evidenciaron la necesidad de un cambio de sede: primero, NAHJ debía adquirir una identidad distinta a CCNMA; segundo, los latinos de California eran y son de mayoría méxico-americana, lo que no reflejaba fielmente la diversidad de la comunidad hispana; y tercero, NAHJ debía cooperar con otros grupos de la industria en áreas de interés común. En 1985, NAHJ estableció sus oficinas centrales en el edificio de la Prensa Nacional en Washington, D.C.

Lo que comenzó originalmente con 120 miembros creció a 600 integrantes para el segundo año. Hoy en día, la organización cuenta con más de 2,000 miembros a nivel nacional. Este crecimiento también se vio reflejado en los fondos, llegando desde $150,000 en el primer año a un presupuesto anual de $800,000 para fines del 2012.

En la actualidad, NAHJ es una organización con raíces regionales profundas y una fuerte presencia nacional. Se ha creado una red activa para conectar a periodistas hispanos regionalmente y a través del país. La asociación ha creado programas y actividades ampliamente reconocidas como vanguardistas y tremendamente efectivas para la educación superior. Pero lo más sobresaliente es que NAHJ sigue creciendo tanto en membresía como en actividades, con políticas y proyectos orientados a incentivar en los estudiantes hispanos el interés por el periodismo.